GNEUSS

PUBLICIDAD

La seguridad contraincendios, prioridad para la industria del plástico, según la EPDA


29/11/2017

La Asociación Europea de Distribuidores de Plásticos (EPDA) insiste en que la industria está comprometiendo recursos considerables para desarrollar materiales que reduzcan aún más el riesgo de inflamabilidad de los productos plásticos, para ayudar a salvar vidas y proteger bienes.

29.11.2017 Dado que los plásticos reemplazan cada vez a más materiales en el sector de la construcción, los proveedores europeos se esfuerzan para que sus productos sean lo más resistentes posible al fuego, principalmente en aplicaciones donde la propagación de llama debe limitarse, como conductos de ventilación y revestimientos de edificios.

EPDA, plásticos ignífugos, resistencia al fuego, baja combustión, protección contraincendios, materiales plásticos, plástico, indendio, fuego

Los plásticos ignífugos también se han desarrollado para satisfacer las demandas de sectores como los del transporte (por ejemplo, cabinas de locomotoras, vagones, tranvías, o sistemas de metro) y el de semiconductores, que necesitan materiales difíciles de quemar y que produzcan muy poco humo.

En este sentido, se están desarrollando paneles, varillas, tuberías y accesorios de baja inflamabilidad en una variedad de plásticos como PVC, poliolefina, policarbonato y PMMA, que son adecuados para aplicaciones generales donde el comportamiento frente a la combustión puede ser la diferencia para sobrevivir a un incendio.

Plástico también para combatir incendios, un ejemplo de la EPDA

Pero, además, el plástico también está jugando un papel destacado en el equipamiento para combatir incendios. Así, la empresa miembro de EPDA, con sede en Alemania, Simona (www.simona.de/en), fabricante de productos termoplásticos, con plantas de producción en todo el mundo, ha sido el primer fabricante de plásticos en producir tubos y accesorios de poliolefina aprobados por FM, en tamaños de hasta 630 mm de diámetro, para sistemas de tuberías de agua subterránea, diseñados para combatir incendios en edificios.

La aprobación FM es una de las regulaciones más exigentes que deben cumplir los plásticos que declaran baja inflamabilidad; otros criterios incluyen las normas DIN 4102, DIN EN 13501-1, UL94, NFP 92-501 y BS 476. El cumplimiento de estos estándares está respaldado por pruebas rigurosas en instituciones independientes, que luego están sujetas a constantes inspecciones de terceros y nuevas pruebas como se define en los estándares de fuego.

Para el presidente de EPDA, Lari Hahtonen, el desarrollo continuo de plásticos retardantes de llama y aditivos que pueden evitar que los incendios se inicien e inhibir o retrasar la propagación del fuego, hace que el material sea más atractivo para entornos que requieren altos niveles de resistencia al fuego.

*Para más información: www.epda.com

Otras noticias