Stadler, especializada en el diseño y montaje de plantas de clasificación para el sector del reciclaje y la recogida de residuos, ha hecho públicos sus objetivos estratégicos para 2020.

24.02.2020 De esta manera, los objetivos estratégicos de la compañía para 2020 siguen centrados en anticiparse a la evolución del sector del reciclaje, identificar nuevas necesidades conforme vayan surgiendo, y mantener la flexibilidad operativa para desarrollar soluciones capaces de responder a esas necesidades en poco tiempo.

stadler

Como explica Willi Stadler, Director General del Grupo Stadler (en la imagen), la economía circular es el futuro; la forma de afrontar los retos medioambientales más importantes de nuestro siglo, como por ejemplo el problema mundial de los residuos. Cada vez somos más conscientes de que debemos cambiar nuestro estilo de vida. Ante esta situación, prevemos que el sector del reciclaje, impulsado sin lugar a dudas por políticas y normativas cada vez más exigentes, experimente un crecimiento significativo.

En este sentido, el directivo asegura: en Stadler estamos listos: tenemos el conocimiento, la experiencia y la capacidad operativa necesaria para dar soporte a la industria del reciclaje conforme vaya evolucionando.

Mejorar la calidad del reciclado

Actualmente, el mercado exige productos reciclados de la más alta calidad, capaces de competir o ser alternativos a los materiales vírgenes. Para poder satisfacer estas exigencias la industria del reciclaje requiere que las fracciones obtenidas en sus plantas de clasificación alcancen altos niveles de pureza. Esta tendencia está contribuyendo a un aumento de la especialización de los procesos de clasificación que deben ser por otra parte flexibles para clasificar distintos materiales.

Aquí, Stadler ha puesto en marcha varios proyectos que satisfacen estas nuevas necesidades. Es el caso, por ejemplo, de la planta de Integra Plastics en Sofía, Bulgaria. Se trata de una de las primeras plantas de clasificación del mundo especializada en film, con capacidad para clasificar 4 toneladas/hora y que clasifica las fracciones según su tipología (en PEAD, PP y LDPE), así como según su color (transparente, azul y verde).

Especialización

Según Jürgen Berger, Director de Ventas de Stadler, en nuestro sector, la clave del éxito para los próximos años va a ser la especialización. Por eso, en Stadler contamos con la flexibilidad operativa y la experiencia necesarias para desarrollar soluciones nuevas que respondan a la demanda de especialización y lograr las tasas de pureza lo más altas posible. Además, somos capaces de atender nuevas necesidades de forma rápida. Este es uno de nuestros mayores puntos fuertes, y seguiremos dándole mucha importancia.

Otro caso de éxito es el último proyecto de Stadler para la empresa francesa de reciclaje Grupo Schroll, donde el fabricante de soluciones para el reciclado ha demostrado su capacidad para desarrollar soluciones personalizadas que satisfacen la exigencia de clasificar más fracciones y mayor flexibilidad operativa.

Concretamente, la nueva planta de clasificación para Schroll, ubicada en Épinal, ha sido diseñada para procesar 80.000 toneladas de residuos al año, permitir una futura ampliación y agregarle nuevas fracciones.

Además, estas instalaciones cuentan con dos edificios independientes, para asegurar una mayor flexibilidad: uno para distintos tipos de materiales y otro específico para materiales huecos. En este proyecto, Stadler también logró superar el reto de cumplir los ajustados plazos de que disponía; tan solo 14 semanas para todo el proyecto, incluida la puesta en marcha de las dos líneas.

Apertura de nuevos mercados

Igualmente, Stadler ha observado un interés cada vez mayor en los mercados latinoamericanos por desarrollar su industria de reciclaje, mientras intentan contener el crecimiento de vertederos e ir hacia una economía circular. México sería un buen ejemplo de esto y, tras realizar con éxito varios proyectos locales en distintas zonas del país, Stadler planea abrir una filial para dar mejor servicio a los clientes de ese mercado.

Asimismo, acaba de terminar la planta más avanzada de clasificación de envases ligeros, plástico, papel y cartón de Brasil, sin duda un claro ejemplo del interés cada vez mayor que el país tiene por la industria del reciclaje. La planta Mulitlixo de Sao Paulo ya se encuentra en la fase final de pruebas. Esta planta cuenta con una plataforma de observación desde la que se puede ver perfectamente toda la planta y controlar sus distintos procesos con total seguridad.

Preparados para crecer

Ante esta perspectiva de rápido crecimiento del sector del reciclaje, Stadler manifiesta estar lista para hacer frente a las demandas cada vez mayores en términos de capacidad y complejidad. Para ello, entre 2014 y 2016,  la firma invirtió en la construcción de dos nuevas naves en Altshausen y, el año pasado, terminó el proyecto con la inauguración de su nueva sede en el mismo luga. Asimismo, está invirtiendo en una nueva nave en Eslovenia, para aumentar aún más su capacidad de producción. Todas estas operaciones permitirán a Stadler operar de forma más eficiente y flexible.

Finalmente, y con el objetivo de poder ofrecer a sus clientes soluciones para sus necesidades específicas, Stadler firmó un acuerdo de colaboración con Krones, empresa especializada en procesos de lavado y descontaminación. Gracias a esta alianza, la empresa puede ofrecer una planta lista para el proceso integral de reciclaje; desde la clasificación hasta el producto final de material nuevo reciclado.

*Para más información: www.w-stadler.de/en/index.php

MundoPlast