PUBLICIDAD

Alimatic
×
FERIA GREENPLAST

PUBLICIDAD

Stadler instala dos plantas de clasificación de residuos en Italia


14/12/2021

La alemana Stadler ha suministrado dos plantas de clasificación de residuos para las empresas G.A.I.A e Iren Ambiente, en las localidades italianas de Asti y Parma.

Ambas firmas prestan sus servicios de gestión de residuos a una población de más de 3 millones de personas. Las dos plantas tenían requisitos distintos. Así, si en Asti el foco era la clasificación de envases de plástico a partir de una recogida selectiva; en Parma, la funcionalidad se centraba en la clasificación de plástico, papel y cartón.

Stadler italia
Planta de Asti.

La de Asti, primera de las plantas instaladas por Stadler

Esta instalación, inaugurada el pasado mes de octubre, se encarga de clasificar envases de plástico y metal a partir de la recogida selectiva de residuos. Su puesta en marcha ha supuesto una inversión de 10 millones de euros y su capacidad asciende a 50.000 toneladas anuales de materias derivadas de una recogida selectiva de residuos.

En este sentido, la planta de G.A.I.A procesará la materia procedente de la cuenca de Asti, el Grupo Iren (Turín, Génova, Plasencia, Reggio Emilia), Val d’Aosta y terceros que puedan requerir sus servicios.

Una vez que la materia derivada de las recogidas selectivas se ha procesado y limpiado, se envía al Consorcio nacional de recuperación de envases, que se encargará de transformarla en materias primas secundarias y de reintroducirla en los ciclos de producción.

La nueva planta cuenta con tecnologías vanguardistas acordes con la Industria 4.0 que dan como resultado un producto de gran calidad.

Más detalles

Así, la planta consta de una sección de alimentación y preclasificación; una línea de clasificación mecánica y óptica; una cabina de clasificación para la selección manual de productos voluminosos y una línea de almacenaje y empaquetado.

Una criba rotativa es la encargada de realizar la primera selección en función del tamaño y separar los materiales en tres flujos. El flujo principal de materias, con un tamaño de entre 50 y 350 mm, se envía a la línea central de clasificación; la cual incluye 10 separadores ópticos que clasifican los productos de plástico; un sistema separador de aire para facilitar la separación 3D – 2D; 2 separadores magnéticos para retirar los metales férricos; un separador de inducción para retirar los materiales no férricos; una criba de material fino con una malla de 20 mm para reparar los residuos finos; un separador balístico STT5000 y otro STT2000 para mejorar la calidad de la recirculación del plástico en la planta; y un perforador de botellas para recuperarlas incluso cuando tengan líquido en su interior.

Los plásticos clasificados se almacenan en bunkers reversibles. Después, estos materiales alimentan a dos líneas de prensado independientes con empacadoras especiales diseñadas para plásticos.

Al final del proceso, los materiales de salida son PET transparentes; PET de color; PET azul claro; HDPE; PP; una combinación de PE+PP; film LDPE+PP; plásticos voluminosos (4 productos diferentes); residuos; residuos finos; metales no férricos y férricos.

Stadler italia
Instalación de Parma.

La planta de Iren Ambiente en Parma

La planta de Parma, que está a punto de finalizarse e inaugurarse, está diseñada para tratar dos flujos diferentes de materiales derivados de la recogida independiente de papel y plástico. Se trata de una de las plantas más avanzadas de Italia en lo que respecta a la clasificación de papel y cartón.

En este caso, Stadler ha diseñado y construido dos líneas de clasificación con un alto grado de integración; que consiguen una alta eficiencia del espacio porque comparten el sistema de empacado.

La línea de clasificación de plásticos, que tiene una capacidad de 9 t/h, procesa las botellas de PET+HDPE+PP, film PE+PP, plásticos voluminosos, envases de plástico mezclado, metales férricos y no férricos; la línea de clasificación de papel, cuya capacidad es de 20 t/h, procesa el cartón, el papel mezclado y el papel revista.

Las dos líneas cuentan con áreas de entrada diferentes, pero comparten la sección de salida y la línea de empacado. Cada línea tiene una sección de alimentación, otra para la clasificación mecánica y óptica, una cabina de clasificación manual para materiales voluminosos y una línea de almacenamiento y empacado.

Otros aspectos

En la línea de clasificación de plásticos se pueden enviar los residuos industriales a la trituradora una vez que se han retirado los residuos voluminosos de la cabina de preclasificación. Aquí también una gran criba rotativa es la encargada de llevar a cabo la primera selección en función del tamaño de la materia (voluminoso, medio y fino).

La fracción voluminosa se envía directamente a la cabina de clasificación, donde los operadores la clasificarán en otras tres fracciones. El flujo principal para materias de tamaño medio (50-380 mm) se suministra a un separador balístico STT5000 que divide los productos en fracciones finas de 3D (objetos pesados o rodantes) y 2D (objetos planos y ligeros) en función de sus características balísticas y de peso.

Después, las fracciones pasan por la planta, equipada con 3 separadores ópticos que clasifican los diferentes tipos de plásticos; un sistema separador de aire que facilita la separación 2D – 3D; un separador magnético que retira los metales férricos; y un separador de inducción para retirar los metales no férricos.

La cinta transportadora en la primera unidad óptica NIR de la línea de papel garantiza una gran flexibilidad en el proceso de clasificación, mientras el segundo separador óptico puede funcionar tanto con la selección positiva, como con la negativa de la primera unidad NIR, lo que permite optimizar la recuperación del papel.

*Para más información: www.w-stadler.de

MundoPlast

14.12.2021