PUBLICIDAD

BRENNTAG


Stadler, en la nueva planta de envases de Vaersa


11/07/2024

Stadler mejora las operaciones de Vaersa en su recién inaugurada planta de envases ligeros de Alzira (Alicante).

Stadler Anlagenbau GmbH, multinacional alemana especializada en plantas de reciclaje y clasificación, ha diseñado y construido una planta de clasificación de envases ligeros de última generación para la empresa pública Vaersa, en la localidad alicantina de Alzira. La nueva planta se inauguró el pasado 3 de julio.

Vaersa es una empresa pública dependiente de la Generalidad Valenciana que comenzó a gestionar la infraestructura de clasificación de envases ligeros en dicha región el año 2000, en la planta de Alzira, la más antigua de las cuatro que opera.

En 2023, Vaersa decidió ampliar y modernizar su planta de Alzira para adaptarla a los crecientes volúmenes de residuos de envases ligeros. Entre las condiciones del concurso público convocado para ello figuraba una línea de clasificación para priorizar la optimización de la recuperación, favorecer el funcionamiento y la facilidad de movimiento dentro de la instalación, y mejorar la eficiencia operativa.

En este sentido, la ergonomía y la seguridad del personal de la planta en todos los aspectos del funcionamiento, desde las tareas de clasificación y el control de calidad hasta la limpieza, fueron claves para el proyecto. Los criterios de licitación también exigían un análisis del mantenimiento preventivo y correctivo, así como medidas para garantizar la modularidad y flexibilidad de la línea.

El proyecto presentado por Stadler resultó adjudicatario del contrato. Como explica Noelia Almiñana Lledó, Jefe de Departamento de Residuos de Vaersa, «Nuestro principal y mayor reto era implantar una línea de procesamiento automatizada que duplicara la capacidad de la planta existente en el mismo espacio. Stadler diseñó una línea de proceso compacta que se adapta al espacio disponible, incorporando la tecnología de clasificación más moderna sin comprometer su funcionamiento, rendimiento y eficiencia”.

La planta de Stadler para Vaersa

Entre los aspectos destacados de la nueva planta figura haber aumentado la capacidad de la instalación de 3 t/h a 8 t/h. Esto la convierte en una de las mayores plantas de clasificación de España en términos de capacidad.

Asimismo, Stadler supo hacer frente de forma satisfactoria a las limitaciones de espacio existentes. Como ha explicado Ismael Avilés Ortega, director de operaciones de Stadler en España, “uno de los principales retos era que estábamos sustituyendo una planta por otra. Esto exigía un diseño estudiado al detalle que encajara en el edificio existente, por lo que el trabajo preparatorio de nuestros ingenieros fue crucial”.

La nueva planta está equipada con dos cabinas de clasificación, dos separadores balísticos Stadler STT2000 que separan los materiales flexibles 2D y 3D, separadores magnéticos y de Foucault que clasifican los metales en férricos y no férricos, y clasificadores ópticos.

La producción se clasifica en PET, PEAD, film, Tetra-Pak, mezcla de plásticos y metales férricos y no férricos.

Al final del proceso, los materiales recuperados se embalan y se envían a reciclar. El nuevo diseño de la planta también aumenta la eficiencia del proceso de clasificación y mejora la calidad de las fracciones de salida.

Más detalles de la instalación

Además, el diseño de la planta destaca por su flexibilidad y modularidad. En este punto, David Castillo Cáceres, Jefe de la planta, señala: “los sistemas de derivación se han diseñado para garantizar la continuidad del tratamiento en caso de paradas críticas de los equipos. También se agradece la normalización de los equipos y componentes mecánicos y eléctricos, que ayuda a optimizar la gestión de las piezas de repuesto”.

En este sentido, además, la solución de Stadler garantiza el futuro de la planta de clasificación de Alzira. Ya que su flexibilidad permite seguir ampliando la capacidad de la planta en función de las necesidades de crecimiento.

La colaboración, clave

Al tratarse de un proyecto complejo, la comunicación y la colaboración entre todas las partes implicadas han sido fundamentales para el resultado final. “El proyecto supuso desmantelar toda la planta existente, lo que se hizo en un tiempo récord. Otras empresas realizaron las obras civiles, de ahí la gran importancia de una buena comunicación y coordinación”, afirma Ismael Avilés Ortega.

En la misma línea, Diana Torres ha subrayado «la buena planificación de las obras y el cumplimiento de todos los plazos de ejecución«. Así, ha declarado: «Nos ha impresionado la profesionalidad del personal altamente cualificado de Stadler así como la capacidad técnica de todo su equipo. De hecho, durante el desarrollo del proyecto, se aplicaron mejoras al diseño original y Stadler las abordó sistemáticamente con prontitud y eficacia, sin que ello afectara al plazo de finalización previsto”.

El siguiente vídeo muestra la transformación de la antigua planta en las instalaciones actuales:

*Para más información: https://stadlerselecciona.com/

MundoPlast

11.07.2024

Otras noticias