PUBLICIDAD

BIO-FED

Teknor Apex obtiene una licencia para producir bioplásticos


08/01/2009

A finales de 2008 Teknor Apex Company firmó un contrato de licencia con Cerestech respecto a un método exclusivo para mezclar almidón termoplástico (TPS) de coste relativamente bajo con polímeros sintéticos u otros bioplásticos.

El contrato otorga a Teknor Apex derechos mundiales exclusivos para fabricar y comercializar productos basados en la tecnología patentada de Cerestech y para otorgar sublicencias para el uso de proceso de mezclado. La tecnología implica la preparación de TPS a partir de gránulos de almidón y luego combinarlos en forma de concentración básica con bioplásticos como ácido poliláctico (PLA) o polihidroxialcanoatos (PHA), o con polímeros creados a partir de petroquímicos como el polietileno.
 
Respondiendo a la demanda creciente de bioplásticos en el mercado, tal y como afirmó Robert S Brookman, vicepresidente de desarrollo comercial, Teknor Apex quiere ofrecer una gama de opciones para los clientes que busquen ofrecer productos derivados de recursos renovables.
 
El proceso de Cerestech se basa en tecnología patentada desarrollada por el doctor Basil Favis, fundador de la firma. Esta tecnología hace posible combinar otros polímeros con TPS fabricados a partir de fuentes vegetales como maíz, trigo o patata y a la vez lograr mejores propiedades de desempeño que las típicas para mezclas convencionales a partir de almidón, según explica John Andries, vicepresidente senior de tecnología de Teknor Apex.
 
La tecnología de Cerestech produce mezclas que, incluso con altos porcentajes de almidón, retienen una parte importante de las propiedades mecánicas del bioplástico o los polímeros de base sintética, comenta Andries. Presentan niveles más bajos de sensibilidad a la humedad que muchos otros plásticos que contienen almidón, son traslúcidos, se pueden imprimir y sellar, y se pueden formular para aplicaciones biodegradables.
 
Teknor Apex usará la tecnología para producir concentraciones básicas y compuestos listos para procesar y anticipa aplicaciones de extrusión y de moldeo por inyección en los mercados de empaquetado, productos para automóviles, bolsas para basura y otros. La compañía está instalando una planta piloto en sus oficinas centrales en Pawtucket, Rhode Island, Estados Unidos. Se espera que la producción comercial comience en Pawtucket en 2009.
 
Al igual que con todos nuestros demás productos, esperamos transferir nuestra tecnología de bioplásticos a las plantas de Teknor Apex en China, Singapur y el Reino Unido a medida que aumente la demanda, dijo Brookman. También estamos preparados para conceder sublicencias de la tecnología, especialmente a procesadores de productos de altos volúmenes, que aprovecharían el ahorro de formular bioplásticos en las propias instalaciones

* Para más información: www.teknorapex.com

Otras noticias