Maag

AIMPLAS, por la sostenibilidad del sector de los plásticos


17/06/2020

En el marco del proyecto Economía Circular-3, financiado por el IVACE, AIMPLAS ha desarrollado avances para mejorar la sostenibilidad medioambiental de las empresas del sector de los plásticos.

17.06.2020 En un contexto dominado por los esfuerzos de la UE para conseguir implantar un modelo de economía circular que consiga reducir el consumo de recursos por productos reciclados, el papel de los plásticos, por su reciclabilidad, es clave.

Por eso, AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, está llevando a cabo importantes avances que ayuden a la industria del plástico a mejorar en la implantación de ese modelo de economía circular.

Así, en el marco del proyecto Economía Circular-3, AIMPLAS ha investigado distintos residuos plásticos, puros y con mezcla, para optimizar los productos reciclados finales. Igualmente, el centro ha validado como técnica y económicamente viables las condiciones de proceso. De esta manera, los resultados serán trasladados, para su implantación, a la industria. Primero, a las empresas colaboradoras del proyecto, y después, para el resto del sector.

Cuatro áreas de trabajo

Cuatro son las áreas de trabajo principales del proyecto en las que ha intervenido el centro tecnológico valenciano.

En primer lugar, se ha tratado la separación de capas de residuos plásticos multicapa para su reciclado mediante disolventes. Esto ha permitido una recuperación para este tipo de residuos, complicados de reciclar, de más del 90% y con una alta pureza.

Por otra parte, se han producido avances en la eliminación de olores de los materiales reciclados. Esto se ha realizado con diferentes métodos en las fases de lavado. También, mediante agentes oxidantes, luz ultravioleta y sustancias descontaminantes.

Asimismo, se ha investigado la biodegradación anaerobia de los residuos plásticos. En este sentido, la acción de microorganismos permite la obtención de biogás que se puede usar como fuente de energía.

El cuarto punto hace referencia a la valorización química de residuos plásticos mediante craqueo térmico. Gracias a un proceso de pirólisis, se optimiza la recuperación de sustancias que se pueden volver a emplear en procesos productivos posteriores. En este caso, además, el calentamiento del reactor se realiza con los gases del propio proceso, por lo que no se necesita aporte energético extra.

*Otras noticias relacionadas:

AIMPLAS investiga nuevos envases multicapa reciclables

AIMPLAS coordina el proyecto Reciclat

*Para más información: www.aimplas.es

MundoPlast