AVEP considera el impuesto al plástico, recaudatorio e inflacionista


14/11/2022

La Asociación Valenciana de Empresarios del Plástico (AVEP), se suma a numerosos sectores contrarios al futuro impuesto al plástico que entrará en vigor en España en 2023 por considerarlo fuera de lugar.

envasesplasticos

Para AVEP, la medida, recogida en la reciente Ley de Residuos y Suelos Contaminados, resta competitividad a las empresas españolas al superar la trasposición de directivas europeas y el resto de medidas de otros países europeos.

De hecho, Italia, único país de la UE que contemplaba una medida similar ha pospuesto su efectiva entrada en vigor por tercera vez desde su aprobación. De esta manera, ha tenido en cuenta las directrices europeas que, desaconsejan utilizar medidas fiscales para fomentar la prevención de residuos. Así, España se queda como el único país de la Unión Europea que mantiene el impuesto al plástico.

Para los empresarios valencianos del sector plástico una medida fiscal como esta afectará a todas las partes implicadas en la cadena de valor a nivel sectorial, lo que terminará afectando al bolsillo de los consumidores y también al conjunto de la economía.

El impuesto al plástico llega en un contexto complicado

La presidenta de AVEP, Amaya Fernández de Uzquiano, considera que el impuesto es desproporcionado, recaudatorio y que perjudica gravemente tanto a la industria española como a los consumidores. Fernández de Uzquiano también señala que la medida del Gobierno se produce en un contexto especialmente complicado para las empresas. Después de una pandemia, y con una escalada de precios de materias primas y energía sin precedentes.

Asimismo, la presidenta de AVEP señala el importante esfuerzo inversor que está realizando el sector en materia de adaptaciones productivas e integración en la cadena de valor para afrontar con responsabilidad la transición hacia una economía circular de los plásticos.

Por todo ello, desde AVEP consideran que la medida fiscal del Gobierno para con el sector español de los plásticos puede afectar negativamente a la creación de empleo, que podría caer cerca de un 40% en los próximos 7 años.

Además, Cristina Monge, Secretaria General de AVEP, denuncia la inseguridad jurídica que provoca el hecho de que «a menos de 2 meses de su potencial entrada en vigor, la orden ministerial que regula el procedimiento de aplicación del impuesto, no está aprobada» con las consiguentes dudas, y problemas de interpretación que ello genera y que se van acumulando en Hacienda.

Un clamor de todo el sector

La postura de los empresarios valencianos del plástico coincide con la de otras asociaciones y entidades empresariales. Así, por ejemplo, Isabel Goyena, directora general de Cicloplast, calcula que el impuesto podría encarecer hasta un 2% los productos alimentarios. Por su parte, un estudio elaborado por Acoplásticos indica que el impuesto encarecerá el precio de los detergentes y productos de baño entre un 3% y un 5%; el de las bebidas, un 3 – 4% y el de los lácteos entre un 1 y un 3%.

En la misma línea, la Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) advierte de que la medida puede suponer un coste de 5.000 millones de euros que deberán asumir las empresas del sector y recuerda que al impacto del Real Decreto hay que sumar otros 1.150 por la aplicación de la responsabilidad ampliada del productor que se incorpora en la ley de residuos.

*Otras noticias relacionadas:

El impuesto al plástico no entrará en vigor hasta 2023

El sector rechaza el impuesto a los envases plásticos

*Para más información: www.avep.es

MundoPlast

14.11.2022

Otras noticias