Repsol ha certificado todos sus complejos petroquímicos para la producción de poliolefinas circulares.

05.03.2020 En línea con su objetivo de sostenibilidad y la apuesta del negocio químico por la economía circular, Repsol ha certificado todos sus complejos para la producción de poliolefinas y otros productos petroquímicos circulares.

Poliolefinas circulares de Repsol

De este modo, Repsol se acerca a su compromiso de alcanzar un 20% del total de poliolefinas producidas con contenido reciclado para el año 2030.

La certificación ISCC PLUS permitió a Repsol lanzar al mercado sus primeras poliolefinas circulares a finales de 2019. Esta certificación permite también comercializar otros productos como estireno, polioles y glicoles como circulares.

Tras la certificación de su complejo industrial en Puertollano a finales de 2019, Repsol ha conseguido otro hito importante en su compromiso para impulsar la economía circular de sus materiales, al obtener la certificación ISCC PLUS para el resto de sus centros de producción de poliolefinas.

De esta manera, con la certificación de sus complejos de Tarragona y Sines, Repsol reafirma su liderazgo, al ser la primera petroquímica en certificar todos sus complejos para la producción de poliolefinas circulares.

Entrega de certificaciones

La entrega de las certificaciones corrió a cargo de Fabián Campillay, Director Ejecutivo de
Control Union España, el pasado 14 de febrero en la sede de Repsol en Madrid. En el acto, José Luis Bernal, Director Ejecutivo de Repsol Química, explicó: la apuesta por la circularidad de nuestros materiales, se inició hace tiempo, cuando ya en 2015 comenzamos a alimentar, de manera experimental, aceite procedente del reciclado químico de residuos plásticos, convirtiéndonos en la primera compañía en realizarlo a escala industrial. Este nuevo hito reafirma nuestro liderazgo y compromiso con las poliolefinas circulares.

Las poliolefinas circulares de Repsol se producen alimentando, como materia prima alternativa, aceites obtenidos a partir del aprovechamiento de residuos plásticos no aptos parael reciclado mecánico. De otro modo estos residuos acabarían en el vertedero. La incorporación de esta nueva materia prima proveniente de residuos en sus complejos limita el
consumo de recursos no renovables.

Esta certificación garantiza la trazabilidad de los residuos plásticos usados en origen y a la vez ofrecen la misma calidad y funcionalidad que las poliolefinas vírgenes, con lo que de esta manera Repsol ofrece a sus clientes un portafolio de productos con material reciclado para aplicaciones con altos requisitos de limpieza y seguridad, ideales para el envasado alimentario.

Una vez más Repsol apuesta por la innovación, la excelencia de sus procesos y la colaboración con terceros para anticiparse ofreciendo productos pioneros que ayuden a sus clientes a satisfacer la demanda de los consumidores de productos más sostenibles y a contribuir en la transición hacia una economía circular.

*Otras noticias relacionadas:

Repsol lanza sus primeras poliolefinas circulares certificadas

*Para más información: www.quimica.repsol.com

MundoPlast