Alimatic

Los retos del reciclado químico


25/09/2020

Este pasado miércoles, se celebró en formato online la segunda sesión de las jornadas #InnovaPlásticos, organizadas por Plastics Europe y Suschem España. El reciclado químico de plásticos fue el gran protagonista.

Jornadas #InnovaPlásticos, Suschem España, PlasticsEurope España, reciclado químico de plásticos, Carlos Monreal, Plastic Energy, Repsol, Roberto Gómez Repsol, Daniel Gambús Sabic, Daniel Campos Basf, Eva Verdejo Aimplas, balance de masas, reciclado químico de plásticos, Plastic Energy

La necesidad de un marco regulatorio adecuado y armonizado a nivel de todos los países de la UE. Que recononozca los productos con contenido de reciclado químico como productos reciclados, y sistemas estandarizados que permitan unas reglas comunes de juego, están actualmente entre los principales retos a los que ha de hacer frente el reciclado químico de plásticos.

Así se puso de manifiesto en la sesión de este pasado miércoles en el marco de las III Jornadas #InnováPlasticos, que este año, por motivos evidentes, se han celebrado en formato virtual.

Carlos Monreal

Entre los intervinientes, Carlos Monreal, de la empresa Plastic Energy y representante de la asociación europea de reciclado químico, Chemical Recycling Europe, destacó el papel fundamental de esta tecnología para conseguir cumplir los objetivos de reciclabilidad establecidos por la UE para 2030. Monreal, como el resto de participantes, hizo hincapié en que el reciclado químico no compite con el mecánico sino que lo complementa. En este sentido, puso de relieve su utilidad para tratar determinadas corrientes de residuos plásticos donde no es posible el reciclado mecánico.

Y para reafirmar la convivencia del reciclado químico con el mecánico, citó un informe de la consultora Mackenzie según el cual, del total de plástico reciclado en 2030, más del 17% procederá de procesos químicos.

Para el representante de Chemical Recycling Europe, el reciclado químico ha de reconocerse como método válido de reciclado en todos los países por igual y las legislaciones han de ser lo suficientemente flexibles y ágiles como para acompañar a la industria en sus avances en la materia. Facilitando también la puesta en marcha de nuevas instalaciones y plantas de reciclado químico. Solo de esta manera se podrán cumplir los objetivos previstos en materia de economía circular.

Eva Verdejo

Por su parte, Eva Verdejo, de AIMPLAS, planteó la necesidad de alcanzar los objetivos de reciclado de la UE. Pero utilizando métodos uniformes y comprobables como la trazabilidad, la cadena de custodia y el balance de masas. Así, de igual manera que hay sellos que certifican el origen ecológico de las materias primas en sectores como el textil o el papelero, el plástico reciclado químicamente ha de contar con su propia trazabilidad. Para otorgar el valor que corresponde a los productos con materiales reciclados. En este sentido, mencionó el sello Recyclass, que certifica el contenido de plástico reciclado mediante una verificación por terceros. se basa en las normas ISO 22095 (cadena de custodia) y EN 15343 (trazabilidad de plástico reciclado).

Verdejo mencionó que el hecho de que el reciclado químico consiga materias primas recicladas de gran calidad, al nivel de las vírgenes, permite su uso en aplicaciones de valor. Es el caso de los envases para contacto alimentario.

Ejemplos de reciclado químico

El responsable de economía circular de Repsol Química, Roberto García, explicó el reciclado químico que desarrolla su empresa basado en la tecnología por pirólisis. Sus poliolefinas circulares, certificadas por ISCC Plus, ya se comercializan en el mercado.

En cuanto a Daniel Campo, Director Comercial de Basf Iberia, puso el ejemplo de un proyecto de reciclado químico realizado por la multinacional química alemana. Consiste en convertir residuos de colchones de PUR en polioles para producir nuevas espumas de poliuretano. Este sistema permite recuperar entre un 35 y un 50% de los residuos.

Por su parte, Daniel Gambús, de SABIC, se centró en las soluciones circulares Truecircle. Se trata de polímeros circulares certificados que suponen un proceso de reciclado químico por pirólisis. Considerando el análisis del ciclo de vida de estos productos circulares, su huella de carbono es considerablemente inferior.

Entre las conclusiones de la mesa redonda final, moderada por la divulgadora científica Deborah García Bello, destacó la afirmación de que la economía circular la queremos todos, pero cuesta dinero. De esta manera, se venía a reclamar un marco claro e igual para todos que permita a las empresas realizar las inversiones necesarias para avanzar en este proceso. Y poder cumplir así con los objetivos fijados por las administraciones.

*Otras noticias relacionadas:

Claves de la primera sesión de las jornadas #InnovaPlásticos

*Para más información: http://www.suschem-es.org

MundoPlast

RTH XIFRA
UNIVERSAL ROBOTS

Último número de la revista



Las noticias más leídas