PUBLICIDAD

PRIMEBIOPOL
×
DOMO

PUBLICIDAD

Ainia señala las tendencias de los envases


22/03/2021

La semana pasada, Ainia celebró una mesa redonda para tratar las últimas tendencias en el sector del packaging.

Ainia tendencias envases

Así, según las conclusiones del evento organizado por el centro tecnológico, las principales tendencias de los envases pasan por el ecodiseño, el empleo de monomateriales, y la concienciación sobre el reciclado.

La mesa redonda virtual Innovación, una oportunidad en Packaging: sostenibilidad y consumidor, organizada por AINIA, estuvo moderada por la directora general del centro, Cristina del Campo. En la misma también intervinieron el director comercial de Caiba, José Parra; la directora de Innovación de Foodpack en Klöckner Pentaplast, Ana Fernández; y el director general de Plasbel, Antonio Beltrán.

Economía circular

Cristina del Campo comenzó hablando de sostenibilidad y dejó claro que el futuro del packaging pasa por procesos productivos y envases que ofrezcan respuestas al nuevo modelo de Economía Circular.

En este sentido, añadió que a la tradicional función de garantizar la seguridad de los alimentos y la reducción del desperdicio alimentario; hay que sumar los aspectos medioambientales. Entre otras cosas porque en 2030 todos los envases habrán de ser reutilizables o reciclables de manera rentable. Así, el reto pasa por nuevos materiales y soluciones alternativas al plástico convencional que mantengan las propiedades barrera.

Tendencias en envases: ecodiseño, reciclabilidad y monomateriales

Desde hace años, el sector trabaja el concepto de ecodiseño que, además de la reciclabilidad de los envases, tiene en cuenta aspectos como la reducción de material y peso. Como apuntó el director comercial de Caiba, José Parra, el ecodiseño es una área que las empresas están potenciado en esa doble vertiente.

Por su parte, la directora de Innovación de la División Foodpack de Klöckner Pentaplast, Ana Fernández, se refirió al reciclado post-consumo como otra tendencia clave. Anualmente, -dijo- estamos usando 140.000 toneladas de material reciclado posconsumo fundamentalmente en PET. Muchas empresas están intentando abandonar o reducir el plástico con materiales alternativos, pero se encuentran con dos consecuencias: que esos materiales no están adaptados para la vida útil de los productos que protegen y la existencia, en muchos casos, de un sobrecoste. Esta alternativa se está quedando en aplicaciones un poco nicho para alimentos muy particulares y de alto valor añadido.

El director general de Plasbel, Antonio Beltrán, también incidió en el concepto de reciclabilidad, especialmente para el caso de los envases con más de un material: en estos momentos, la tendencia es plantearse qué hacer con ellos tras ser utilizados. Hay que darle una segunda vida, y eso tiende hacia la reciclabilidad. En su opinión, esto sucede por el uso de los monomateriales para facilitar su recuperación posterior.

Para Beltrán, cada material tiene sus ventajas e inconvenientes, por lo que hay que buscar aquellos productos que aporten un valor diferencial para la utilidad que vaya a tener.

Más sobre ecodiseño

Ana Fernández, de Klöckner Pentaplast, habló de ecodiseño en un sentido más amplio, lo que implica diseñar para buscar la seguridad alimentaria; reducir el despilfarro alimentario, y reciclar, dirigiéndonos al uso del monomaterial y a la reducción de aditivos no necesarios, por ejemplo, los colores. Pero también es necesario diseñar para reutilizar mejor los productos que ya se han puesto en el mercado.

Antonio Beltrán, de Plasbel, añadió que en el ecodiseño hay que tener en cuenta también al cliente final.

Sobre los envases de PET reciclado, José Parra dijo que queda mucho por hacer, desde los sistemas de selección primarios hasta las tecnologías de obtención de reciclado mecánico. En este punto, el director comercial de Caiba añadió que el objetivo es seguir trabajando en la búsqueda de mejores materiales y, entre todos, realizar una labor pedagógica al consumidor para informar sobre las bondades que tienen los plásticos, así como que el futuro pasa por el plástico reciclado.

Unidad de acción

El director general de Plasbel planteó también la necesidad de la integración de todos los agentes involucrados en el sistema, desde el ecodiseño, hasta los materiales. Aquí se refirió igualmente a la disponibilidad de estos materiales: se debe garantizar el futuro sostenible de oferta y demanda. La legislación va más rápido que la economía real, y la demanda del consumo de estos materiales acelera mucho los procesos, sin embargo, hay otra parte que va más lenta. O se empieza a agilizar la maquinaria o generará serios problemas de suministro para atender las necesidades de los clientes.

Así, insistió en acelerar la reciclabilidad de los envases, para garantizar la suficiente materia prima, y potenciar las tecnologías de los recicladores. Todo ello mantenido la calidad del envase.

Por otro lado, el director comercial de Caiba, José Parra, opinó que se debería haber legislado antes. Se ha prohibido durante muchos años utilizar materiales post-consumo en contacto con alimentos, en España se autorizó tarde con respecto al resto de Europa, lo que llevó a un retraso de la industria del reciclado en nuestro país. Asimismo, comentó que queda mucho por trabajar en la calidad de estos materiales, así como sobre la poca disponibilidad, lo que implica aumento de precios.

La directora de Innovación División Foodpack de Klöckner Pentaplast, Ana Fernández, reclamó igualmente, la implicación de los envasadores y los retailers. Según su opinión, deben exigir tanto el contenido del reciclado como el que se diseñe para reciclar, pero también adaptar sus requerimientos a la nueva realidad, por no poder darle los mismos requisitos que hasta la fecha estaban solicitando a los fabricantes.

Educar al consumidor

La sesión sirvió para poner de manifiesto la doble velocidad que tiene la industria por un lado, promoviendo el desarrollo de nuevos envases, y la realidad de las infraestructuras de recogida o de las costumbres de los consumidores, claramente por detrás. Por eso, los participantes en la mesa redonda de AINIA coincidieron en que se necesita una labor de formación de estos últimos. Asi, Ana Fernández dijo que muchos consumidores creen aún que los materiales compostables son como el resto de plásticos.

También se reclamó la implicación de Administraciones y gestores de reisuos en esta tarea divulgativa-formativa.

En este punto, el director comercial de Caiba reconoció que la industria ha de facilitar la vida al consumidor, con un etiquetado sencillo y entendible que informe sobre el material del envase y su reciclabilidad. Y como al consumidor hay que ponérselo fácil, para ello es vital la implicación de la gran distribución -añadió el director general de Plasbel.

A todo ello ayuda la estandarización, por ejemplo, con el consenso entre todos de unas guías claras para el diseño, selección y reciclado.

*Para más información: www.ainia.es

MundoPlast

22.03.2021