Maag

Grupo Antolín sortea la crisis del COVID-19 e inaugura nuevo centro de I+D en China


16/09/2020

A pesar de la crisis mundial que vive el sector automotriz por el COVID-19, Grupo Antolín, sigue haciendo frente a las dificultades ocasionadas por la pandemia. La multinacional burgalesa anuncia la creación de un centro de innovación en China.

16.09.2020 Así, el proveedor de soluciones para el interior del automóvil, está demostrando su solidez al resistir la que califica como la mayor crisis vivida por la industria automovilística en su historia reciente. Durante estos meses, la prioridad de Antolín ha sido proteger la salud de todos sus empleados, además de asegurar la continuidad del negocio y la liquidez.

Grupo Antolín, fabricante de componentes para automoción, empresa burgalesa, expansión internacional, plan de inversiones, Estados Unidos, planta de carolina del sur, Dodge, BMW, puertas para vehículos

El pasado mes de abril, la pandemia provocó una caída histórica de la producción mundial de vehículos del 65%. Ello fue consecuencia del cierre de prácticamente la totalidad de fábricas de automóviles en el mundo. Como resultado, el primer semestre de 2020 registró un descenso de la producción mundial de vehículos del 33%.

Las cifras de Grupo Antolín

En este contexto, Grupo Antolín redujo sus ventas entre enero y junio. Así, la firma obtuvo 1.553 millones de euros en dicho periodo, frente a los 2.678 millones del año anterior.

La caída de las ventas y el escaso margen de tiempo para adaptar la estructura de costes se tradujeron en una fuerte caída también del beneficio operativo bruto (ebitda), que pasó de 226 millones en la primera mitad de 2019, a 52 millones en el mismo periodo de este año.

Por zonas, Europa ingresó 776 millones de euros, frente a los 1.379 millones del año anterior y la región de NAFTA aportó 563 millones (1.017 millones en 2019). Asia-Pacífico evolucionó mejor por la recuperación del mercado chino desde abril: las ventas bajaron un 19%, hasta 179 millones de euros.

Sin embargo, parece que lo peor ya ha pasado y la compañía asegura que su actividad se ha reactivado con todas las garantías, aplicando el protocolo de prevención contra la enfermedad.

Actualmente, todas las plantas de Antolín están operativas y los ingresos del pasado mes de julio evolucionaron positivamente. Según los analistas, el mercado se irá recuperando de forma paulatina si la evolución de la pandemia lo permite. De manera que no se alcanzarán las cifras de producción de 2019 hasta el año 2022 ó 2023.

Plan de acción

En este contexto de incertidumbre futura para la industria, Grupo Antolín seguirán dando prioridad a la protección de la salud y seguridad de sus empleados. Así, la compañía monitoriza permanentemente la situación de la pandemia y actualiza su plan de prevención en función de las indicaciones que sobre la marcha van dictando las autoridades sanitarias.

La otra prioridad de Antolín durante estos tiempos será asegurar su liquidez, controlando las inversiones, los stocks y los costes. Esto le permitirá poder adrontar posibles alteraciones de la demanda.

Actualmente, Antolín asegura que cuenta con una sólida posición financiera y una liquidez, a 1 septiembre, de 452 millones de euros, entre dinero en caja y préstamos no dispuestos. Asimismo, la empresa ha recibido varios créditos procedentes de los planes gubernamentales de apoyo financiero ante el COVID-19: 51 millones de euros en España y Francia, y 20 millones de libras en Reino Unido.

Nuevo Centro de Innovación en China

En otro orden de cosas, a pesar de la crisis, Grupo Antolín prosigue con la transformación de su negocio y la ejecución de su estrategia. En este sentido, la empresa ha inaugurado un nuevo Centro de Innovación en Shanghai (China) que reforzará sus capacidades de I+D+I y desarrollo tecnológico en el mayor mercado automovilístico del mundo. Especialmente, en proyectos enfocados a la nueva movilidad eléctrica.

El nuevo Centro de Innovación chino, en el que trabaja más de un centenar de personas, también acoge la sede de Antolín en el país asiático. Ello incluye todos los departamentos corporativos y los equipos de ingeniería y desarrollo tecnológico.

El centro cuenta con un avanzado laboratorio en electrónica y un moderno showroom. Para mostrar a los clientes los últimos avances tecnológicos y las novedades de productos de la compañía.

Como ha declarado Ernesto Antolín, presidente del grupo, Aunque la prioridad sea hacer frente a la crisis, el COVID-19 no nos detiene. Queremos liderar, desde el interior del vehículo, el cambio que está viviendo la industria automovilística, que se acelerará con esta crisis. Seguimos lanzando nuevos proyectos e iniciativas -el mejor ejemplo es el nuevo Centro de Innovación- como parte de la transformación que iniciamos hace tiempo con el objetivo de consolidarnos como un proveedor global de soluciones tecnológicas del interior. Por ello, continuamos trabajando para añadir más valor a nuestros productos. Mediante la integración de electrónica, soluciones de iluminación, decorativos y las nuevas tecnologías que incorporarán los futuros coches.

*Otras noticias relacionadas:

El acuerdo con AED permitirá a Antolín impulsar su negocio de electrónica

El coronavirus afecta a los resultados de Antolín en el primer trimestre 2020

*Para más información: www.grupoantolin.com

MundoPlast