La multinacional química alemana cerró 2019 con un ligero descenso de sus ventas (-2%) y con un aumento significativo de sus ganancias netas (+78,9%).

03.03.2020 Durante el ejercicio de 2019, BASF sumó unas ventas de 59.300 millones de euros, un 2% menos que en 2018, por la disminución de los precios y los volúmenes.

Por su parte, el resultado de explotación (EBIT) antes de extraordinarios se situó en 4.500 millones de euros, lo que supone una caída de 1.700 millones de euros con respecto a los niveles del año anterior como resultado de una menor contribución de los segmentos de Materiales y Productos Químicos.

Martin Brudermüller, presidente de la Junta Directiva de BASF, en la presentación de los datos la semana pasada, se refirió a 2019 como un año complicado, marcado por condiciones muy adversas para la economía global,  como los conflictos comerciales entre China y Estados Unidos, la ralentización de los mercados de venta claves, el Brexit, y la menor demanda en varios sectores de clientes, especialmente, el automovilístico.

BASF resultados 2019

Logramos aumentar nuestras ganancias en todos los segmentos de especialidades a pesar de las dificultades del entorno de mercado. Por desgracia, estas no pudieron compensar el debilitamiento del negocio de productos químicos básicos, comentó Brudermüller.

Datos por negocios

El EBIT antes de extraordinarios en los segmentos de Materiales y Productos Químicos pasó de los 2.200 millones a los 1.800 millones de euros. Ello se debió a la abrupta caída de los precios del isocianato, a menores márgenes en el craqueo, a los mantenimientos programados en los craqueadores y a una demanda más baja.

En cambio, en los segmentos de especialidades, BASF experimentó una mejora considerable con respecto a los niveles del año anterior. De esta manera, el segmento de Soluciones Industriales registró un aumento significativo del EBIT antes de extraordinarios en sus dos divisiones, lo que se debe principalmente a unos menores costes fijos, a unos efectos de divisa positivos y a un aumento de los márgenes.

De igual forma, el EBIT antes de extraordinarios del segmento de Tecnologías de Superficie también experimentó un incremento notable. En el segmento de Nutrición & Cuidado, el EBIT antes de extraordinarios acusó un ligero crecimiento gracias una mejora considerable de la contribución de la división de Cuidado Personal. Por su parte, el segmento de Soluciones Agrícolas logró también aumentar su EBIT antes de extraordinarios de forma nada desdeñable.

Basf resultados 2019

Ingresos y beneficios

En 2019, el EBIT del Grupo BASF pasó de los 6.000 a los 4.100 millones de euros. Por su parte, el EBITDA antes de extraordinarios sufrió un descenso de un 11% en comparación con 2018, hasta situarse en 8.200 millones de euros.

El EBITDA alcanzó los 8.000 millones de euros, frente a los 9.000 millones de 2018. Asimismo, los ingresos netos aumentaron hasta los 8.400 millones de euros, tras haber alcanzado los 4.700 millones de euros en el ejercicio anterior. Dentro de esta cifra, cabe señalar un beneficio contable de unos 5.700 millones de euros como resultado de la desconsolidación de Wintershall tras la fusión con DEA.

Perspectivas 2020

De cara al presente ejercicio 2020, BASF espera que la economía global crezca un 2%, es decir, a un ritmo significativamente menor que en 2019 (2,6%). La compañía anticipa un crecimiento de la producción química global del 1,2%, muy por debajo de los niveles de 2019 (1,8%). Esto representaría, con diferencia, el crecimiento más bajo desde la crisis financiera de 2008/2009.

En este contexto de incertidumbre, agravado por la crisis del coronavirus, la firma espera incrementar sus ventas hasta los 60.000 o 63.000 millones de euros, y un EBIT antes de extraordinarios entre los 4.200 millones y los 4.800 millones de euros (frente a los 4.500 millones de euros de 2019).

*Para más información: www.basf.com

MundoPlast