PUBLICIDAD

Alimatic

El CEO de BMS pasa por Barcelona


29/05/2014

Patrick Thomas, CEO de Bayer MaterialScience (BMS), presentó ayer en Barcelona la estrategia global y los retos de futuro de la compañía durante su primer encuentro con medios de comunicación en España.

Patrick Thomas de BMS.Acompañado de Jesús Loma-Ossorio, Director General de BMS para la región Iberia, Patrick Thomas (en la imagen) presentó las soluciones planteadas por la compañía en materia de eficiencia energética. Entre otras, el CEO de BMS habló del papel de la compañía ante cuestiones como la escasez de recursos, el crecimiento de la población, el nivel de emisiones de CO2, o el alto consumo de energía.

Patrick Thomas también aprovechó su visita a España para destacar el papel de la fábrica de Bayer MaterialScience en Tarragona dentro del Grupo y afirmó que: La fábrica de Tarragona es uno de los mejores centros de Bayer a nivel mundial en términos de seguridad y fiabilidad. Y añadió que: Gracias a sus instalaciones portuarias y a una excelente logística con el resto de Europa y el orte de África, Tarragona nos ofrece una clara ventaja competitiva. Además, la celebración de los Juegos del Mediterráneo en 2017 supondrá una mayor recuperación en la región y situarán a Tarragona en el mapa de las ciudades inteligentes más avanzadas de Europa.

Buenas prácticas empresariales
A través de sus productos y aplicaciones, BMS busca contribuir a un futuro sostenible. Aunque los plásticos ―también los que produce BMS― tienen efectos positivos sobre el medio ambiente, durante su fabricación se consume una energía que ocasiona emisiones de gases de efecto invernadero. La industria genera aproximadamente una quinta parte de las emisiones totales de dióxido de carbono y otros gases perjudiciales para el clima, con lo que le corresponde una responsabilidad especial en los esfuerzos por conservar los recursos naturales aplicando prácticas responsables.

Como parte de esta responsabilidad, BMS emplea diversos procesos y sistemas innovadores para que los métodos de producción resulten tan ecológicos como sea posible. Un ejemplo de ello es el uso del sistema interdisciplinar STRUCTese, un método global de gestión de energía que se está introduciendo progresivamente en las 60 plantas de BMS. El objetivo del proyecto es reducir el consumo de energía en un promedio de un 10% mediante una gestión sistemática, reduciendo en 350.000 toneladas anuales las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Otro ejemplo de prácticas de eficiencia energética es la denominada tecnología de cátodos de consumo de oxígeno (CCO) desarrollada por BMS en colaboración con otros asociados y que se utiliza en la producción de cloro. Cuatro quintas partes de los productos de BMS necesitan cloro para su producción, y a la producción de este producto se destinan dos tercios de la energía que se consume en la empresa. Gracias a esta nueva tecnología, se ahorra hasta el 30% de energía.

En esta línea se enmarca también  la fabricación de plásticos con dióxido de carbono. BMS acaba de anunciar una inversión de unos 15 millones de euros en el proyecto Dream Production. El uso de CO2 permitiría reducir la dependencia de la industria química del petróleo y, al mismo tiempo, eliminar emisiones perjudiciales para el clima.

Por otra parte, los productos de BMS como el poliuretano, en calidad de aislante térmico para la construcción o como piezas que reducen el peso de medios de transporte o en elementos de iluminación LED, suponen una fuente muy importante para el ahorro de recursos y la reducción de emisiones contaminantes.

*Para más información: www.bayer.es

Otras noticias