PUBLICIDAD

BIO-FED

La industria ferroviaria española gana peso en Brasil


23/04/2013

Una delegación de 12 empresas del sector ferroviario español visita estos días Brasil para impulsar su presencia en este mercado en expansión.

Bajo la coordinación de la Asociación Ferroviaria Española (MAFEX), los representantes de las compañías asistentes tienen previsto, hasta el 26 de abril, realizar una intensa agenda de trabajo, con reuniones directas y rondas de trabajo con las principales entidades ferroviarias públicas y privadas del sector, como el operador ferroviario Metro Sao Paulo o CPTM en la ciudad de Sao Paulo, Metro DF, la Agencia acional de Transporte Ferroviario (ATF), la Agencia acional de Transporte de Pasajeros (AP Trilhos) y la Empresa de Planificación y Logística de Brasil-EPL en Brasilia. Además, se han programado otros encuentros en Río de Janeiro con los operadores Metro Río y Supervía o la empresa privada VALE.

 

Oportunidad para el sector ferroviario en Brasil.

Sector en expansión
La delegación comercial se lleva a cabo en un momento especialmente clave para las exportaciones ferroviarias españolas en Brasil. Este medio de transporte se ha convertido en la gran apuesta de inversión dentro del Programa Estatal de Transporte (PET) para los próximos 25 años, dotado con una partida de 53.500 millones de euros para ferrocarril y carretera.

Dentro de este  plan se incluye la construcción de 3.350 kilómetros de nuevas líneas para transporte de pasajeros, con el principal objetivo de mejorar la red nacional ante los grandes acontecimientos deportivos que acogerá Brasil, como la Copa del Mundo de Fútbol y los Juegos Olímpicos. Además, se reforzarán las conexiones de mercancías con más de 14.500 kilómetros adicionales.

El proyecto ferroviario estrella de Brasil es el tren de alta velocidad Campinas-Sao Paulo-Río de Janeiro, que cuenta con 14.000 millones de euros de inversión.

De esta cantidad, 1.050 millones de euros se destinarán a la fabricación del material rodante, un lote de 42 trenes que será el primero en adjudicarse. Para su  mantenimiento, durante un período de 40 años, se reservará una partida de 2.400 millones de euros, mientras que para la obra civil y los equipos de vía de los 530 kilómetros de longitud que tendrá la línea se realizará una inversión de 6.900 millones de euros.

En estos momentos, la industria ferroviaria española parte como el principal referente para adjudicarse el proyecto, dada su amplia experiencia en este campo y los desarrollos tecnológicos alcanzados en los últimos años tanto en material rodante, como en sistemas de comunicación, tícketing y señalización, entre otros.

La construcción de sistemas de metro, tranvía y monorraíl en las principales ciudades, representan también una gran oportunidad de negocio para las empresas españolas. En la actualidad, Brasil tiene cinco proyectos de metro en ejecución, de los cuales el mayor corresponde a la Línea Este de la ciudad de Fortaleza.

En Río de Janeiro, además, se aumentará la red actual de metro con la construcción de más estaciones para ampliar el servicio a nuevos puntos de la ciudad.

* Para más información: www.mafex.es

Otras noticias