BASF trabaja para hacer posible la circularidad en el reciclaje de colchones de espuma de poliuretano mediante un sistema que permita usar los viejos como materia prima para otros nuevos.

02.07.2020 BASF ha desarrollado un proceso de reciclaje químico para colchones usados. En este sentido, la multinacional química ​​ya ha comenzado a realizar  pruebas piloto en el sitio de Schwarzheide en Brandeburgo, Alemania.

Basf reciclaje colchones

Los materiales de colchones viejos deben reciclarse de tal manera que puedan usarse para la producción de colchones nuevos. El objetivo es recuperar las materias primas con una calidad comparable a la de las materias primas no recicladas / vírgenes, dice Shankara Keelapandal, Business Management Isocyanates Europe. Al hacerlo, BASF está abriendo nuevos caminos y dando respuesta a las expectativas relacionadas con la sostenibilidad tanto por parte de la industria de la espuma y el colchón, como por parte de los consumidores. Se trata de un paso muy importante para volver a llevar los residuos post consumo de estos colchones a los ciclos de vida del producto.

Más detalles del proceso

El proceso de BASF descompone el poliuretano flexible y entrega el poliol utilizado inicialmente. A partir de ahí, BASF puede producir nueva espuma con una huella de carbono significativamente menor, ya que se utilizan menos recursos fósiles. Como explica el gerente técnico del proyecto, Arno Volkmann, el sistema de BASF hace que los proyectos de esa naturaleza sean bastante atractivos. Porque, si bien los colchones son fáciles de recolectar y clasificar, al final de su ciclo de vida, por lo general, terminan en los vertederos o incinerados.

Está previsto que los primeros volúmenes de material reciclado se entreguen a los socios del proyecto a finales de este año. Con la idea de poder poner en marcha proyectos pilotos juntos.

Según Keelapandal, el proyecto es técnicamente complejo, pero el potencial para reducir los volúmenes de residuos y ahorrar recursos hace que todo valga la pena.

Con el nuevo proceso, BASF intensifica sus esfuerzos para aumentar la sostenibilidad y da un paso más hacia una economía circular. Con el objetivo de desacoplar el crecimiento económico del uso de recursos finitos, BASF acelera la adopción del principio de economía circular en sus operaciones cotidianas.

En palabras de Keekapandal, por este motivo hemos desarrollado una solución para cerrar el círculo de espuma de poliuretano suave con el reciclaje químico de los colchones.

*Para más información: www.basf.com

MundoPlast